martes, 4 de noviembre de 2008

POTAJE DE LENTEJAS

Llega el invierno y apetecen platos de cuchara, para empezar con buen pie, mi preferido, el de lentejas!



Cada persona lo hace de una forma diferente, he probado infinidad de platos, el de mi madre, riquísimo, ella tiene un "toque" especial para la comida. He aprendido mucho sobre su forma de cocinar. Y he pasado ratos sin que ella casi se diera cuenta de que estaba por allí, observando y guardando para mi todas aquellas cosas que iba haciendo en la cocina. Si tuviera que destacar algún plato, diría que sus croquetas causan "furor" en todo el que las prueba. En realidad he aprendido de los dos, mi padre también disfruta mucho con esto del Arte culinario, claro que cuando se decide, lo hace por puro placer y eso se nota, digamos que se "luce" más ya que no lo tiene que hacer a diario. Sus platos son más abundantes, quien lo conoce bien, sabría que cualquier receta que haga, lleva mil ingredientes que conjuga a la perfección. Su carne al horno cocinada en sus propios jugos (bacon, hierbas y demás ingedientes) está para "chuparse los dedos"... pero sin duda alguna, NUNCA he comido un potaje tan bueno como el de mi abuela Carmen.
Es ese sabor que aunque pasen mil años (como dice la canción) lo recuerdas y casi, casi lo saboreas. Esos olores con los que me alimentaba cuando era pequeña y que me encantaría volver a experimentar.

Desde aquí mi pequeño homenaje a una persona que vivió por y para su familia y que dejó un gran vacío en mi. Alguien a quien recuerdo a diario y con la que sueño despierta. Una señora que se perdió los mejores momentos de mi vida, sabiendo que me acompañará siempre. Te quiero.

A lo que ibamos, en un caldero ponemos un fondo de aceite, no mucho, en el sofreímos dos dientes de ajo machacado con cilantro y comino (no demasiado), picamos un par de zanahorias, un buen trozo de calabaza y varias papas, echamos las lentejas, la sal y el agua. Cuando empieza a hervir, introducimos unas cotillas frescas (yo utilizo las que vienen con un punto de sal) y bajamos el fuego, removemos de vez en cuando y una vez este todo mezclado y la verdura casi deshecha, tapamos y dejamos reposar.



Lo acompañamos de queso manchego rallado, pero esto es a gusto de cada uno... queso, gofio, etc.

1 comentario:

Bego dijo...

Amiga...lo dicho. ¡que la gente va a pensar que no haces comida de cuchara!...Que tu haces buenos potajes...tu riquisimo caldo de huevo, que aunque las fotos no sean de lo mas, puedes dar ideas para estos dias de frio.
Se que me vas a mandar a la mierd...pero... ¿cuando vas ha hacer una fotico de un plato sopa con sus hojitas de hierbahuerto? y unos garbancitos. Lo digo por egoismo puro y duro...Asin cuando lo lea, pos me imagino que me lo estoy zampando y entro en calor, porque tengo los pies helados como los de un pingüino.

Besitos....